lunes, 27 de julio de 2015

CERVEZA SIN ALCOHOL

Alexander Timofeev

A veces no queda otro remedio que beber la cerveza sin alcohol.



“La convivencia entre dos personas que se quieren, es siempre difícil; está cargada de presión, de aspiraciones frustradas”.

Algo como esto, muy similar, estaba comentándole aquel mediodía Teodosio Giráldez, más conocido... en la recoleta ciudad que ambos habitaban... por Pepe Romano, a su joven sobrino, después de que aquel se quejase de cierta disputa que habían mantenido la noche anterior él y su pareja. Ella se llamaba Violeta y era la primera chica por la que Benjamín Barroso había llegado a perder la cabeza. Violeta Ruíz.

“Sí, Benjamín, aun eres joven, bastante joven, pero has de saber que, incluso los enamorados son incapaces de prescindir del egoísmo entre sus abrazos. El egoísmo lo llevamos dentro. Cosido a las tripas. Como un lastre. Toda persona piensa, pensamos, que obra el bien, y no tiene, tenemos, la menor dificultad a la hora de otorgarle el placet a nuestros comportamientos. Prácticamente lo hacemos siempre. Es de ese tipo de egoísmo -llamémosle primitivo- del que te estoy hablando. No caemos en la cuenta de que todo eso que nosotros juzgamos casi, casi, irreprochable, o por lo menos inocuo, puede hacerles pupa a los demás. Justo a los que amamos”.

“Pero yo trato de hacérselo ver, tío José. Le advierto: no continúes por ahí, por favor, que me estás fastidiando. Trato de ser razonable...”.

“¿... y ella?”. Mientras Giráldez le formulaba la pregunta a su ahijado, sus labios compusieron una sonrisa repleta de jovialidad.

“Ella pasa. Me dice que soy un rollo de tío...”.

“¿Tú la quieres... verdad?”.

“Sí, claro. Si no la quisiese no creo que pudiese aguantar su indiferencia, su tozudez, su empecinamiento en no pedir nunca perdón. No se aviene a darme explicaciones cuando se las demando. Y si insisto, ella empieza a comportarse con displicencia, como si disfrutara perdonándome la vida”.

“Si la quieres, traga. Ya se os pasará a los dos, también a Violeta. Esas cosas terminan olvidándose. Lo sé por experiencia”.

Como colofón a sus palabras el gran Pepe Romano, de nacimiento Teodosio Giraldez, perito agricola del IRYDA, hasta su jubilación hacía un par de meses, y fantaseador aristotélico de vocación perpetua, prorrumpió en una franca carcajada.

“¡La vida! ¡Ja, ja, ja! ¡Te vas a enterar de lo que vale un peine, chaval!.

Aquellas risas de su mentor, al muchacho no lo sentaron demasiado bien, y le apremió contrito:

“¿Entonces, qué me recomienda que haga...?”.

“Procura ir siempre bien peinado. Es un detalle que las mujeres saben apreciar. Aunque a veces, de jóvenes, no estén dispuestas a reconocerlo, a ellas les gustan los tipos pulcros”.

“Tío José, venga, le invito a otra ronda”.

“De acuerdo, hijo. La mía, esta vez, que sea sin alcohol”.

“Pero si... ¡está asquerosa!”.

“Lo sé, hijo. Lo sé”.

3 comentarios:

  1. Lo bueno de estar calvo es que no me he de preocupar por ir bien peinado. En todo caso, estoy más cerca de Pepe Romano que de Benjamín: a dar consejos que ya no me aprovechan.

    Por cierto, alucino con la cancioncita. ¡Es Laura Casale! Malísima, desde luego, pero me trae un par de escenas de mi niñez, de un veraneo en Almería. Hacía una eternidad que ni me acordaba y de pronto, escucho esta canción en ti blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja...! Yo me valgo a veces del blog para ponerme sabiondo, porque en vivo, y en directo, no me sale de dentro lo de darle consejos a nadie, como no sea a mí mismo. Y no te creas, que he empezado a hacerlo hace relativamente poco.

      En cuanto a la canción ¡es perfecta!. Con independencia de la producción, la pericia de la música y la voz de la cantante -todas ellas manifiestamente mejorables- se trata de una canción ¡perfecta!. De todas maneras, no estaría de más, amigo Miros, que nos deleitaras en tu blog con esas dos historietas infantiles de tus vacaciones en Almería. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. No se debe hablar de asuntos de pareja con los tíos de uno, no es sensato ni conveniente

    ResponderEliminar