miércoles, 3 de junio de 2015

RETABLO DEL FUTURO "La Gaviota Eterna"


Tabla II. La Gaviota Eterna

Ya han visto esa gaviota volar miles de personas antes que tú. La han visto hacerlo muchas veces: en los muelles, elevándose al cielo desde la borda de las barcazas, o surcando las alturas, entre nubes, desplegadas por grupos, en busca de comida. Existían las gaviotas desde antes, mucho antes, que se inventara la fotografía. Y los hombres de tierra adentro sentían pena y también ganas de poder volar cuando les veían hacerlo a estas aves. Les admiraba su facilidad para fugarse por el horizonte, mar adentro, hacía un mundo donde solamente existe el agua. Y eran conscientes de que quizás no volvieran ya a verlas nunca, porque también sus vidas eran únicas y ellos tan solo... solitarios raposos de paso, en un lugar que no les era el correspondiente.

4 comentarios:

  1. De verás que lo siento, pero las gabarras no tienden bordas, ese parapeto que rodea la cubierta principal de un barco, porque precisamente son barcos de transporte pesado de suelo plano.

    Las gaviotas son carroñeras

    ResponderEliminar
  2. ¿Pero cómo vas a sentir que las gabarras carezcan de bordas? ¿Hasta ese punto llega tu sensibilidad? Te estas haciendo viejo, macho. Ja, ja...

    Cierto. Ahora mismo lo cambio.

    En lo del gaviotas ¡uuhm!. Yo he visto a las gaviotas atacar a peces vivos, ratas vivas e incluso ardillas (vivas). El paréntesis es... sí en efecto tocada de cojones. Creo que me sabrás disculpar. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gaviotas atacan a las ratas, cierto, lo he visto en los vertederos donde crean una malévola cadena trófica entre ambos animaluchos, pero eso no impide que sean básicamente carroñeras y ladronas (roban el pescado que capturan aves mejor dotadas, como los págalos). Supongo que el PP no sabe zoología.

      Eliminar
    2. Lo de los mangantes del PP, igual no lo sabrían, pero los "angelitos" no podido sustraerse al determinismo simbólico.

      En cuanto a lo de la carroña. Para sentar las bases de un entente cordial -es algo que tú y yo nos merecemos- digamos que matan a las ratas, pero que las dejan que reposen unos días a buen recaudo, y, cuando ya empiezan a estar jugositas, es cuando se las comen. ;-)

      Eliminar