martes, 7 de abril de 2015

LA TRISTEDAD


La Tristedad (OLDELAF)

La tristedad es cuando vienes de coger un palillo, tienes que explicar que tu padre es suizo alemán y un compañero te pregunta qué hace en Francía. Y duele.

La tristedad, es colarte en el metro de Fourviere el 15 de agosto. Es cuando tienes que irte a vivir a Nogent-Le-Rotrou. Es cuando tu peluquero te hace ver que eres medio pelirrojo. Y duele.


La tristedad. Soy yo, eres tú, somos nosotros ¿Qué es? Es una ligera angustia en la voz. La tristedad. Es huuum, es guauh. Son ellos. Sois vosotros. Es la vida que dice que no va a ayudarte.

La tristedad, es cuando te escogían para hacer de portero de balónmano. Ir en el Mercedes junto a Diana de Gales. Los sábados, por la tarde, cuando tu hijita está jugando junto al canal ¡Un asco!.

La tristedad, es cuando pisas con los pies desnudos las piezas del Lego. Cada vez que bebes agua en un viaje por la India. Cuando tu vecino te dice que va a aprender a tocar el saxo. Y te sientes mal, muy mal.

La tristedad. Soy yo, eres tú, somos nosotros ¿qué es? Es una ligera angustia en la voz. La tristedad. Es uuuhm... , es ¡guauh!. Son ellos. Sois vosotros. Es la vida que dice que no va a ayudarte.

La tristedad, es cuando tu amigo del alma te confiesa que tiene el sida. Cuando tu mujer se acuesta con otros. Cuando los jóvenes te llaman “señor” por primera vez. Y te sientes mal.

La tristedad, es copiarle el estilo a Eddy Mitchell. Es conjugar el subjuntivo plural de “hervir”. Es comprar los regalos, el sábado antes de Navidad. Y te sientes mal, muy mal.

La tristedad. Soy yo, eres tú, somos nosotros ¿qué es? Es una ligera angustia en la voz. La tristedad. Es uuuhm... , es ¡guauh!. Son ellos. Sois vosotros. Es la vida que dice que no va a ayudarte. No, no, no. La tristedad, la tristedad. La tristedad te confiere una triste actitud.

La tristedad es un poco de tristeza y un poco de soledad.


(Por la traducción, libre, libérrima, como otras veces, julian bluff) 


5 comentarios:

  1. La primera vez que escucho esta canción, ¡vaya tela!

    ResponderEliminar
  2. Es buena ¿eh...?. Ji, ji, ji...

    ¡A ver si la pichas en La Feucha, en alguna de tus sesiones vikingas! Si lo haces, me ciras ¿eh?. ;-)

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, no hay sesión vikinga a la vista en la Feúcha pero cuando la hagamos te aviso. Pinché el otro día en La nueva década porque tocaban unos amigos allí, los Sugarstones, y el 24 de abril vuelvo a pinchar el día de su concierto en un irlandés cerca del metro Concha Espina, pero sólo rock, no tiene nada que ver con las sesiones de la Feúcha, el otro día fue rock exclusivo de los 70' y la próxima será rock en general. Viendo tus gustos musicales de tu blog no sé qué te gusta, me tienesdespistada. Bye bye Mr. Bluff. Vaya parrafada te he echado.

    ResponderEliminar
  4. Fea palabra, 'tristedad', y en mi opinión innecesari, existiendo la bella 'tristeza'

    Bon jour... lo que sea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Babe

      La melodía. Siempre la melodía.

      Lansky

      ¡Horrenda! Pero es que "Tristitude" (el título de la canción) mezcla de "tristesse" y de "solitude" tampoco existe en francés y "Tristedad" vendría a ser la mezcla de la "tristeza" y la "soledad" del idioma castellano. Una adaptación totalmente fiel al espíritu del original. O eso creo. Aunque, en efecto, suene como el culo.

      Eliminar