domingo, 26 de abril de 2015

LOS DELFINES (Fred Neil)


Este mundo viejo nunca va a cambiar. El camino está ya trazado y ninguna guerra va a poder cambiarlo. He estado buscando a los delfines en el mar mientras me preguntaba que sería lo que tú pensabas sobre mí.

No soy el único en ocurrírsele como funciona el mundo. Solo sé que para que haya paz, el odio tiene que desaparecer. He estado buscando a los delfines en el mar mientras me preguntaba que sería lo que tú pensabas sobre mí.

A veces pienso en aquellos sábados de la niñez, todo aquel tiempo en el que campábamos a nuestras anchas. He estado buscando a los delfines en el mar mientras me preguntaba que sería lo que tú pensabas sobre mí.

Este mundo viejo nunca va a cambiar. Este mundo nunca va a cambiar. Este mundo nunca va a cambiar

(Por la traducción, libre, libérrima, julian bluff)


domingo, 12 de abril de 2015

UN HOMBRE CON SUERTE


Quizás... si tuviera que elegir una canción para resumir mi vida -resumirme a mí... en definitiva- sería la que figura a continuación

martes, 7 de abril de 2015

LA TRISTEDAD


La Tristedad (OLDELAF)

La tristedad es cuando vienes de coger un palillo, tienes que explicar que tu padre es suizo alemán y un compañero te pregunta qué hace en Francía. Y duele.

La tristedad, es colarte en el metro de Fourviere el 15 de agosto. Es cuando tienes que irte a vivir a Nogent-Le-Rotrou. Es cuando tu peluquero te hace ver que eres medio pelirrojo. Y duele.


La tristedad. Soy yo, eres tú, somos nosotros ¿Qué es? Es una ligera angustia en la voz. La tristedad. Es huuum, es guauh. Son ellos. Sois vosotros. Es la vida que dice que no va a ayudarte.

La tristedad, es cuando te escogían para hacer de portero de balónmano. Ir en el Mercedes junto a Diana de Gales. Los sábados, por la tarde, cuando tu hijita está jugando junto al canal ¡Un asco!.

La tristedad, es cuando pisas con los pies desnudos las piezas del Lego. Cada vez que bebes agua en un viaje por la India. Cuando tu vecino te dice que va a aprender a tocar el saxo. Y te sientes mal, muy mal.

La tristedad. Soy yo, eres tú, somos nosotros ¿qué es? Es una ligera angustia en la voz. La tristedad. Es uuuhm... , es ¡guauh!. Son ellos. Sois vosotros. Es la vida que dice que no va a ayudarte.

La tristedad, es cuando tu amigo del alma te confiesa que tiene el sida. Cuando tu mujer se acuesta con otros. Cuando los jóvenes te llaman “señor” por primera vez. Y te sientes mal.

La tristedad, es copiarle el estilo a Eddy Mitchell. Es conjugar el subjuntivo plural de “hervir”. Es comprar los regalos, el sábado antes de Navidad. Y te sientes mal, muy mal.

La tristedad. Soy yo, eres tú, somos nosotros ¿qué es? Es una ligera angustia en la voz. La tristedad. Es uuuhm... , es ¡guauh!. Son ellos. Sois vosotros. Es la vida que dice que no va a ayudarte. No, no, no. La tristedad, la tristedad. La tristedad te confiere una triste actitud.

La tristedad es un poco de tristeza y un poco de soledad.


(Por la traducción, libre, libérrima, como otras veces, julian bluff)