domingo, 6 de julio de 2014

TIEMPO DE IMITACION


Asomado a la ventana de mi cuarto, te vi salir de un coche negro en medio de la lluvia. Luego, enseguida, los sonidos de unos pasos sobre mi cama desafiaron mi claudicación. No me resultó difícil atribuírtelos. Permanecí atento. Las pisadas les correspondían esta vez, a unos pies descalzos. Te quise imaginar: desvistiéndote, mirándote en ropa interior frente el espejo, desnudándote del todo, saliendo de la ducha con la toalla del hotel ceñida al cuerpo...

Fantaseando, tumbado en la cama, con la habitación en penumbra y la música puesta -John Cunninghan, "Imitation Time"- pensaba en ti. Tu cara me pertenecía y te adjudiqué ¡cómo no! una parecida a la de una mujer de la que había estado enamorado. Me costaba dormirme y me puse a rezar. Tiernos padrenuestros apresurados cuyas palabras me remitían a las realidades de la adolescencia.

Inquieto, de tanto en tanto le iba echando un vistazo al reloj que tenía posado sobre la mesilla de noche. Me levantaba a beber agua fría. A observar el aparcamiento delante del hostal. En las plazas que quedaban más próximas a sus puertas de acceso, reververaba el rojo tenue de los neones que componían el rótulo con su nombre. Aunque no había casi coches, los nuestros se hallaban aparcados en plazas contiguas. A punto de tocarse.

Me metí de nuevo en la cama y comenzó a llover otra vez. Con fuerza. Conseguí, por fin, llegar a conciliar el sueño.

Al levantarme, al día siguiente, descorrí las cortinas y miré hacia los cielos en busca de los rayos del sol. Había, ahora, algunos vehículos más estacionados en el parking. El tuyo no se encontraba entre ellos. 

1 comentario:

  1. Tú, que no crees no ya que la fotografía es un arte, sino que cualquiera puede hacerlas (buenas fotos, claro) y que no se requiere talento, has colgado para este post una foto oportunamente genial de un conocido fotógrafo al que no te dignas mencionar en el pie de foto, que es lo apropiado, como cuando se cita un párrafo genial de una obra literari (¿que cualquiera puede escribir?). Un saludo desde la Pérfida Albión

    ResponderEliminar