jueves, 10 de abril de 2014

EL TATUAJE DE RIVERA Y LA NUEVA LITERATURA


«Cuando quieras emprender algo habra mucha gente que te dira que no lo hagas. Cuando vean que no te pueden detener te diran como lo tienes que hacer. Y cuando finalmente vean que lo has logrado... diran que siempre creyeron en ti»

Esta frase, de arriba, puede leerse en la parte interna del brazo diestro de Kiko Rivera. El disc jockey. A lo mejor el chaval va a resultar no ser tan tonto como pensamos, o como a nosotros nos ha apetecido imaginárnoslo para, a través de uno de esos exorcismos colectivos de descalificación "ad hominem", a los que tan aficionados somos en nuestra tribu, pretender hacer como si no nos apercibiésemos de nuestra propia gilipollez. A lo mejor va a ser que el chaval tiene más luces, bastantes más, que las que atesoran todos esos otros que intentan consolarse de sus propios complejos, calificándolo a él, al famoso, al calvito, al chaval con la esclava de oro colgándole de la muñeca, de chico de tonto. De primavera.

No sé si la frase de marras será cosecha suya, de Kiko Rivera; pero... ¡claro que podría serlo! ¿por qué no?. Vamos, no obstante, a considerar la posibilidad de que no sucediese así ¿No vivimos una época, no frecuentamos una narrativa, que ha querido... conscientemente, otorgarle carta de naturaleza a la metaliteralidad? ¿No hemos quedado antes, otras veces, en que ya en pleno siglo veintiuno, y con casi tres mil años de prosa escrita subida a la chepa de la humanidad, en literatura, en el arte, todo lo que no es tradición va a resultar ser sólo plagio? Entonces, en cualquier caso, lo miremos por donde lo miremos, incluso admitiendo que no sea... él... el autor de la leyenda, tendremos que mantener que el joven -ya no tan joven- Rivera, nos ha marcado un golazo por la escuadra gracias a la sensatez y la suficiencia que es capaz de dispensar su tatuaje.

Ni una sola línea... ni un único planteamiento... en los textos de los jóvenes literatos españoles, y mira que los tíos y las tías se esfuerzan por tratar de conseguirlo, dotado de la fuerza expresiva y la carga emotiva de la bendita frase. Un frase que pespuntea, como las notas músicales de un pentagrama eterno, la piel del brazo de un hombre de la calle. "Y cuando finalmente vean que lo has logrado... diran que siempre creyeron en ti". Ley de vida. "De ley" como dicen los gitanos. El arrepentimiento interesado de los mediocres.

Procede entonces hoy, que, sin ligereza ni frivolidad de ningún tipo, acudamos a abordar esta oportuna comparación, también tan literaria, entre aquellos "Love&Hate" que, en la "Noche del Cazador", llevaba tatuados Robert Mitchum en las falanges de sus dedos, con esa precisa descripción de los torpes modales con los que los necios ofician sin descanso su conjura contra quienes no lo son -y perfectamente sé por que me ha venido a la cabeza el título de la novela de Kenneth Toole- que aparece escrita sobre los poros de la piel del sorprendente Rivera. Brutal el canto a la esperanza, y el desdén hacia la mediocridad, que el tipo, un "buen tipo" me parece a mí, ha querido que lo acompañe en el futuro, a su lado, como un sosegante mantra, por el camino de la vida.

Y... no, no se lo ha financiado Random House Mondadori. Me imagino.

8 comentarios:

  1. Lástima que no sea suya, sino de Maxwell, y lástima que las faltas de ortografía sean jodidas de borrar en un brazo tatuado, o sea, lástima de Kiko, francamente. Una larga frase, que ni siquiera es suya (tal vez, menos mal) en su brazo que tiene la particularidad de reunir 10 faltas de ortografía. Y que esas faltas de ortografía, claro está, le acompañarán toda la vida, a no ser que se busque un corrector tatuador, o… Por otra parte, ¿qué cosas de mérito ha emprendido este chaval?

    Sabes que te aprecio, y la frivolidad puede ser relajante, pero gastar una entrada en esto... y en este... Y por favor, Mitchum y Laughton...hay comparaciones que sí son (casi, no exageremos) odiosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las faltas de ortigrafía son todas de bulto. A ver si para dibujar un tatuaje, el tatuador va a tener que coger, primero, el Maria Moliner.

      Y la verdad, Lansky, no entiendo lo de la falta de frivolidad como "valor". La falta de frivolidad, para que valga, exige algo más de su protogonista. Si se proclama a solas, como recurso discursivo, la interpreto como una especie de careta, digna, relativamente amable, de un acendrada intransigencia.

      Ya le diré a Kiko que si se le entran deseos de tatuarse de nuevo, vaya a que se lo haga Javier Marias, que ese... sí que, el tío, es irreprochable escribiendo.

      Ay, ay, ay...

      Eliminar
    2. "no entiendo lo de la falta de frivolidad como "valor" Pues te lo explico: Yo no he dicho eso, la frase es tuya y yo tampoco la entiendo, como no entiendo el alarde de incultura que parece que mola en ciertos ambientes 'kikoianos'

      Eliminar
  2. Yo la escena me la imagino así:
    (El manager de Kiko Rivera le dice)
    -Oye Kiko, ya tengo la solución a tus problemas de autoestima.
    -¿No joda?
    -Sé como te sientes cada vez que te atacan y, a veces, es difícil tener respuestas para todo. Has tenido una infancia difícil y se te agotan las palabras.
    -Ostia tío, yo no lo hubiera dicho mejó.
    -Lee este texto.
    -Por la virgen de la Macarena y por mi madre que es lo más grande, esto es muy…muy…profundo.
    -He pensado que si te lo tatuaras en el brazo no necesitarías decir nada, con mostrar la frase, la gente entendería el mensaje y leerían tu alma. ¿Qué opinas?
    -Pues mi arma, ¿qué voy a pensar?, ¿que cuándo vamos al ver al mi colega el cadenas para que me lo tatúe?
    -Ahora mismo-Y rodeándole del brazo su manager le dijo-La gente necesita alguien que le haga pensar, una elección muy acertada, ahora hay que pensar en cómo se te ocurrió tatuarte esa frase, puedes decir que es tuya. Con esto ganarás mucho más dinero y fama.
    -La fama no me importa picha, pero el dinero…
    Saludos Mr. Bluff...¿Rivera? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente, la intención última del post, es dejarles con el culo al aire a todos esos jóvenes y puretas que escriben, se dicen escritores, no escriben las cosas que se tatúa Kiko y no llegan a ser Kiko (Rivera). La cagan igual y, encima, cuando pinchan, no hay cristiano que los soporte. Me ciño aquí a las perfomances de Mallo&Cia. ¿Rivera? Justo el apellido de Kiko.

      Los TMBG a mi me exasperan un poco, la verdad. Tienen canciones sueltas que molan mucho. Pero a medio disco, ya me han saturado. Aunque ¡ojo! no domino el inglés y cabe la posibilidad que sus letras sí que molen. Si le pones a la banda un video de los OK GO, van a fliparlo. Yo es que no pongo videos. Abrazos, baby.

      Eliminar
    2. fliparlo, pinchar, molar, ..¿por qué escribes cómo hablan los adolescentes, Julián? tú, opino, estás más allá: El K.R. es digno de lástima , no de estima, pero escoge tus modelos, claro

      Eliminar
    3. Lansky:

      ¡¡¡.....cool.....!!!!


      ¡Ja, ja...! ;-)

      Eliminar
  3. He entendido la finalidad de la entrada, simplemente se me ha ocurrido como podría haber sido el origen del tatuaje.
    En mi próxima sesión pondré una de los OK GO, yo conocía "Here It Goes again", pero me ha encantado el video y la canción "The white Knuckles", lo voy a poner en el blog, le pega.
    Saludos Mr. Bluff. :)

    ResponderEliminar