jueves, 18 de julio de 2013

LOS BESOS DECIDEN LAS COSECHAS


Contienden con el tiempo: los labios, la lengua y otras carnes de la boca que se llagan y se resecan en la batalla. No se trata de ningún gesto de hidalguía, sólo gracias a la viscosidad de la saliva aquél puede hacer fermentar la lluvia.

1 comentario:

  1. Es una posibilidad, aunque otros, prosaicos, dicen que las cosechas se deciden desde la Bolsa de Chicago (que reúne todas las multinacionales del sector agroalimentario, tan mafioso como el del armamento). Buen verano

    ResponderEliminar