jueves, 27 de junio de 2013

CONCIENCIA vs. CONSCIENCIA


De "Memorias de un libertino desencantado".

“... permanecía, claro está, la pugna eterna contra los diablos domésticos, el propio “yo”, pero, en esta lid, las treguas cada vez eran más frecuentes y además, abundaba, que cuando al enemigo le daba por desencadenar las hostilidades, disponía, por lo general, con contrastadas razones de peso para comportarse de esa forma. Bien que estos litigios con la propia conciencia resultaban ser casi siempre bastante menos ingratos -hablamos de duelos: deportivos, reglamentados, a primera sangre...- que las bataholas azarosas, y a veces innecesariamente ruines, en las que se veía envuelto por capricho del prójimo a causa del detalle más nimio que imaginarse pueda -casi cualquiera era válido- las escasas ocasiones en las que se atrevía a expresar por medio de la palabra el sentido y el tono de su sensibilidad y sus pensamientos...”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario