miércoles, 19 de diciembre de 2012

LOS DESAFINADOS TAMBIEN TIENEN CORAZON

Photo by Casper Dalhoff

Tú, que has visto a los horrores del carnaval del odio discurrir junto al portal por el que se sube hasta el hogar de tu alma, y que has podido ir consiguiendo, con el tiempo, no venirte abajo antes las impertinencias de los acomplejados. Tú, que apuntabas los teléfonos de las empresas que no querían contratarte, y, luego, los de las mujeres que no deseaban quererte en las pastas combadas de un nuevo testamento editado en Oviedo. Tú te mereces un efusivo abrazo.

Tú, que pones en el estéreo cosas de Chris Montez, otras de Jimmy Scott y otras de Lesley Gore, y pretendes echar unas lágrimas mientras la escuchas, sin conseguirlo casi nunca. Tú que has leído a Hollinghurst, a White y a Bufalino y los tres te han vuelto loco, y has intentado lo propio con Updike, Grass y Herman Hesse y no has podido pasar nunca de la página cuarenta. Tú te mereces que te llamen sibarita.

Tú, que coqueteas con los dioses, con las sílabas y con las esdrújulas y reniegas de Tölkien, del veintisiete y del realismo mágico. Tú que adoras el fado, las pelirrojas y los amigos que no hablan nunca de dinero ni de trabajo, y no quieres saber nada del merengue, las tigresas y los capitostes de la patronal y el sindicalismo. Tú te mereces una buena hostia.

Tú, que a la hora de la verdad prefieres el amago al golpe, y no te importa ser el último al final de las fiestas. Tú, que de continuo andas buscando la risa -tuya y de los que te rodean- y entre lo bueno y lo mejor prefieres disfrutar de lo perfecto. Tú quizás te esfumes de este mundo una tarde cualquiera de invierno, en plena calle, de un infarto, y los demás pensarán que vas borracho.

¡Tú! Sí, yo. Que no descarto estar como una cuba cuando la muerte, la muy puta, acuda a reclamarme. 

6 comentarios:

  1. Pues, esperemos borrachos como cubas a esa muerte puta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. J.M.

      Yo estas fiestas de navidad espero llegar a estarlo algún día y sin necesidad de palmarla. ¡Feliz Nochebuena!.

      Eliminar
  2. ¿Cuánto cobra? ¿Puedes echarla más de un polvo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La muerte una folladora nata. Te termina pulverizando.

      "Pulvis es, et in pulverem reverteris".

      Eliminar
    2. ...ese es mal latín de párroco más que buen latín pagano

      Eliminar
    3. Ya sabe usted, que uno, a priori, se posiciona a favor de la clericalla. Como decía aquella cortesana francesa aludiendo a los revolucionarios: "no entiendo porque me quieren privar de la voluptuosidad de creer en el espíritu santo...".

      Eliminar