martes, 13 de noviembre de 2012

"CUCURUCHO" HOMENAJE A W.H. AUDEN



Es una flamante bola de helado de fresa puesta encima de un cono de barquillo, que sostiene, con cierta desgana, una niña con trenzas. La niña tiene seis años y es la primera vez que está en el circo; se portó estupendamente cuando le dieron los puntos.

El corte en la muñeca se lo hizo al caerse de una silla jugando con sus primos a reyes y princesas. Sus primos son mayores que ella, y un poco brutos, y querían que rugiera y los mordiera cada vez que decían: ¡¡simla!! (ellos, los pobres, suponían estar jugando a otra cosa).

Exclamando esa voz extravagante procura espolear la furia aletargada de sus tigres el aguerrido domador que es el dueño del circo. Los chicos lo habían visto en Navidades y no paraban de imitarlo, y ahora el hombre -casi terminado el montaje de la jaula- se preparaba para salir a escena, otro día más, y gritar: ¡¡simla!!.

Existe en Cachemira una ciudad con ese nombre en la que los ingleses del imperio buscaban, anhelantes, la hierba y el sabor de sus orígenes, huyendo, en los veranos, del sofoco y las moscas del manglar. Esos bichitos tan molestos, que, a causa de las distintas bestias que allí viven y de ese algodón dulce que les entusiasma a los golosos, abundan en los circos. Como puede apreciarse, si, con calma, se observa el aire que hay encima del cornete.

La otra tarde, el algodón que le pasaron a la niña por la herida, antes de suturársela, era de color blanco, y el otro, el de comer, es casi siempre rosa. La enfermera que la curó también se llamaba así. Y rosa, asimismo, es esa esfera húmeda que ahora ella lame sin mirar, expectante... sobrecogida por la majestuosa presencia de los felinos.

Desciende un hilillo líquido, por su brazo derecho, que es parecido al de la sangre que brotó del corte; pero esta vez es dulce y fresco; proviene del helado, que se derrite. Es el reguero pringoso de felicidad y misterio de una bola mediana de helado de fresa. Redonda. Como el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario