lunes, 22 de octubre de 2012

CAMBIOS DE RASANTE



Los caminos empiezan en el corazón. Es emocionante marchar y abandonar el tiempo del lugar de partida. Ir avanzando hacia delante, sin descanso, con la tierra testigo del sentir de la fuga. Ver al sol ocultarse, a lo lejos, tras los barbechos ocres de la inmensidad.

13 comentarios:

  1. "Ir avanzando hacia delante"

    Con afecto, de veras, sin acritud que decía aquel, ¿de veras se puede 'avanzar hacia atrás'?

    ResponderEliminar
  2. Pollo

    Jack Kerouac es la primera rock star del mundo de la literatura. Y prácticamente, la única. Ninguno de los que luego podría ser merecedor de dicha catalogación, le llega ni a la suela de los zapatos a Kerouac ¿quién va poder serlo: Foster Wallace, Irving Welsh, Brett E. Ellis?. Unos bocachanclas todos ellos al lado de Jack.

    Lansky,

    Bien sabes que sí. No hace falta nada más que examinar a los lideres políticos de los que disponemos actualmente en nuestro país.

    Un abrazo para ambos!

    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  3. Los caminos empiezan en el corazón.

    Eso me gusta, es sugerente, interesante.

    Lo que intuyo es que luego no siguen esa senda, se pierde el rastro y a todos nos invade una amnesia aguda que nos impide recordar de dónde veníamos. Somos asì, desmemoriados, ingratos. Humanos. Defectuosos.

    Perdone mi pesimismo de hoy. Hay días...

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es algo de cajón. A poco corazón que tengas, todos los caminos que a vas a tomar a lo largo de tu vida van a arrancar del corazón. Es de ley. Y cuando se inician, todos, todos ellos, son bien bonitos. Si se tuercen o no conducen a donde pensábamos o nos terminamos cansando de la ruta ¡a elegir otro! ¡que salga también del corazón! Venga y me callo ya, que parezco el cebolletas del Coelho o cualquier otro abusivo de esos.

      Por cierto, creo que no has hecho mención todavía en tu magnífico blog al "Loro de Flaubert" ¿me equivoco? Y... ¿adivinas por qué he dado en llamarme julian bluff?.

      Eliminar
    2. Jajaja, amigo Julian, ignoraba tu pasión por este maravilloso escritor inglés. La verdad es que barajé la posibilidad de incluir algo de su Loro, pero había tantos temas que fue imposible. De todas formas alguna referencia se hará en la parte de la Lectura guiada de Madame Bovary, no lo dudes.

      Gracias por lo de magnífico, intento que al menos sea un lugar agradable de visitar, en el infierno se está tan calentito.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. La banda se cree que es por Julien Gracq y su "La literatura como bluff" pero de este otro he querido adoptar sólo el apellido. El nombre es por Barnes. Ahora ya lo saben. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy devoto de 'Julian', y más concreto de su novela 'El loro de...', lástima que en mi opinión no sólo no haya vuuelto a alcanzar aquel elevado nivel -ya lejano- sino que luego haya pergeñado bodrios facilones como el de El pedante en al cocina

      Eliminar
    2. Lansky,

      La del pedante no me la he leído. Pero el ensayo sobre la muerte, que ahora no me acuerdo como se llama, me parece que es estupendo.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
    3. El ensayo es "Nada que temer", es bueno, desde luego.

      Y otro libro espléndido suyo es "Arthur y George". Lo recomiendo vivamente.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Prendre la grande route, dicen en Francia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿la Grande Roue ou La grande randonee?

      Y cambia el amañado pernod por un buen calvados

      Abrazos a ambos, Antonio y Bluff

      Eliminar
  6. Antonio, no lo sabía, pero no me choca un pelo ¡qué los franceses son muy listos!. Me lo apropio, claro. Y bébete un Pernod a mi salud. ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar