sábado, 5 de mayo de 2012



Conservar la dignidad


Me importan: la caligrafía, los títulos de los libros y las fachadas de las tiendas. ¿para que nos hallamos si no aquí, sino para intentar conseguir satisfacción de todo?. Y es, precisamente, de las formas y de los métodos de donde el placer puede obtenerse en su expresión más pura, menos emocionante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario