jueves, 5 de abril de 2012


De Mujeres con guitarras (dedicado a Dar Williams)

"En uno de los clubs, una morena me repite varias veces un nombre para que me lo aprenda: Felicia. Felicia bebe despacio y baila despacio. Cuando me mira de frente proyecta en sus ojos mi vida: los doscientos cuarenta próximos kilómetros de distancia. Junto a la estrecha barra, a ciegas casi, acariciándole la piel a Felicia en un intento desesperado por aferrarme al instante, vuelvo a oír sonar esa guitarra".

No hay comentarios:

Publicar un comentario