lunes, 5 de marzo de 2012


De Vacaciones en octubre (II)

"No todo se reduce a lo que tienes metido dentro del cerebro.

El sol, el mar, las gaviotas que pasan por encima de nosotros, la piel de esta mano que ahora sostiene una de las tuyas... ¿los tienes dentro del cerebro?

Le respondí que sí y ella me miró con miedo y crueldad como si, acaso, temiera por su vida o quisiese matarme".

6 comentarios:

  1. Me encantan esos dos: À bout de Souffle...

    ResponderEliminar
  2. A mi, por encantarme, me encanta más la Seberg, donde va a parar ¡ja, ja...!

    ResponderEliminar
  3. Yo... por publicar... lo que sea ¡hasta hermenéutico, si hace falta!.

    ¡Pero si ya lo sabes, capullo...!;-)

    ResponderEliminar
  4. En Espana la titularon "Al final de la escapada". Por que no titularla "Sin aliento", que coincide mas con el original y encima suena mejor?

    ResponderEliminar
  5. Hola, Antonio

    Pues porque la productora pensó que si la titulaban sin aliento el público podría creerse que la peli iba de unos niños que dibujaban garabatos con vaho en el cristal de una ventana y llega otro niño que no puede jugar con ellos porque no le sale vaho.

    A lo mejor tan desencaminados no iban, en este país hay que estar continuamente significando lo obvio.

    ¡Ah! y menos mal que no la han estrenado ahora, que si no la titulan "Un Gol en el Suflé" y se quedan tan anchos.

    Abrazos!

    ResponderEliminar