jueves, 22 de marzo de 2012


De Memorias de un libertino desengañado (II)

"A la hora de juzgar a los invitados de su tío, Fabiana no acostumbraba a fijarse en las razones que estos esgrimían sino que se valía para emitir su veredicto, únicamente, de los dictados de su propio corazón. Si le parecía que el forastero era amable con ella e incluso podría llegar a hacerle la corte de darse la ocasión propicia, lo tenía al mayor mequetrefe por un riguroso caballero merecedor de cabal crédito. Si, por lo que fuere, pensaba que su presencia no encandilaba al huésped, ella, por su parte, era capaz de defender que la sortija de rubíes con la que este acababa de obsequiarla, no era sino prueba amañada de su vil cinismo".

6 comentarios:

  1. Llevo algún tiempo preguntándome, sin hallar respuesta verosímil, qué ha podido ser lo que te movió a añadir al arquetipo de tu título esa 's' de genitivo sajón que, a mi modesto juicio, equipara indeseablemente a tu blog con un pub de pueblo grande de los años setenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O a un pub grande de pueblo pequeño. A veces eres cruel, Vanbrugh, sin pretenderlo

      Eliminar
  2. A ver, randas

    Podría deciros que había pensado en Arquetipo (en singular) o Arquetipos (sin apóstrofe) como título del blog pero que al hallarse uno y otro nombre registrados ya por otros blogueros me he tenido que decantar por Arquetipo's, y sería mentira, ya que, aunque lo más que probable es que esto resultara ser así, ni siquiera llegué a tratar de verificarlo.

    Me gustaba "Arquetipo's" justo por eso que dice Vanbrugh, porque parece el nombre de un pub de Torremolinos o de Los Molinos de aquellos en los que, tiempos ha, gocé de la oportunidad de iniciarme en las avasalladoras lides del amor ¡ahí queda eso!. Se trata, en suma, de un ejecicio de nostalgia. Y no sólo eran los pubs, los bares de hamburguesas también se llamaban Pepe's y las fruterias Armando's. Incluso barajé la posibilidad de llamarlo "Arketipo's" con ka (pero eso ya me pareció más 90's, más Parla y menos Julian Bluff).

    Siguiendo con este tema de los pubs, la noche y el cachondeo ¿cómo es que no os pasáis nunca por "La Patrulla de Salvación". Lo de Lansky es como el Balmoral, un clásico intemporal para tomar una copa tranquilitos y bien, lo de Mal-Herido como la "Via Láctea" un superviviente de la movida aunque ahora no esté demasiado de moda, y lo de Vanbrugh un pub de esos, coquetones, de la carretera de La Coruña, a los que se lleva uno a Vicky, que abre sólo cuando al dueño le apetece. Ahora, al día de hoy, la marchuca, el Joy Eslava de los blogs, el sitio donde está la caña, es la Patrulla de Salvación. Pasaros por allí a alborotar un poco ¿no?.

    Un fuerte abrazo a ambos.

    Y a la demás gente que se deja caer por este blog ¡ANIMENSE A ESCRIBIR, MIS ESTIMADOS!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tenía la menor intención de ser cruel, en efecto. Siento haberlo sido sin pretenderlo, si es que Lansky tiene razón -parece que a Julián no le ha afectado mucho mi comparación, y que hasta la reivindica.-

      Alguna vez me he pasado por la patrulla en cuestión, pero me pasan varias cosas: en primer lugar creo que hablan con demasiada frecuencia de cosas que no he leído ni deseo leer. También con Malherido me pasa eso, sí, pero Malherido me gusta cómo escribe. En segundo lugar tengo la impresión de que el tono es excesivamente belicoso, parecen más interesados en faltarse los unos a los otros que en discutir ni defender opiniones. También con Malherido pasa eso, sí pero Malherido me gusta cómo escribe...

      En fin, por resumir: creo que Malherido es la máxima dosis de listeza pseudoliteraria modernilla que soy capaz de asumir, y no voy a correr el riesgo de aumentarla, que a mi edad hay que empezar a cuidarse y ser prudente. Estoy seguro de que en ese blog serán mucho más felices sin mí, y por mi parte trataré de seguir siendo feliz sin ellos. Nunca me dediqué a frecuentar locales de moda y no voy a empezar ahora, y por Interné.

      (No sé cómo tomarme tu comparación, nunca llevé a ninguna Vicky a ningún pub coquetón de la carretera de La Coruña. ¡Qué juventud tan malgastada, la mía!)

      Eliminar
  3. Vanbrugh,

    Coincido contigo, no se me ocurre ninguna razón de peso para tragarse uno los libros que se traga Mal-Herido y, en mucha menor medida -de lo poco que llevo apareciendo por allí he sacado la impresión de que en este segundo caso se habla más "de oídas"- la sargento Margaret.

    Pero ¡ojo! la Patrulla, de moderna... nada. No sé por que me da que el tío que la ha creado es el Garcia Viñó que debe andar por los "setenta" más o menos.

    En cuanto a lo de Vicky ya sabes el refrán "... si la dicha es buena".

    Tu amigo, Julian.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, bueno, se puede ser modernillo a los setenta y hasta a los ochenta y noventa. Una cosa es ser viejo y otra moderno. Yo, por ejemplo, llevo siendo antiguo desde que tenía quince años. A Dios gracias.

    ResponderEliminar