miércoles, 29 de febrero de 2012



De Un tipo ensimismado


"Esta noche tenía un Ferrari, en un sueño, y lo cambiaba por cuatro palabras tuyas diciéndome que nos íbamos de aquí.


¿A dónde?.


El lugar de destino no salía. Tú ni siquiera me besabas. Ninguna mujer me besaba. Y tampoco apareció reflejado dinosaurio alguno en ese sueño".

No hay comentarios:

Publicar un comentario