martes, 28 de febrero de 2012




De Be-Boop

"El silencio, los silencios... tan importantes antes de amarnos, después de amarnos.

El silencio, como un transatlántico apagado que atraviesa durante la noche la superficie de un mar boreal en el que el hielo, todavía, no ha llegado a formarse".


6 comentarios:

  1. ¡Qué guarro era Bukowsky! Hablo de su casa y su aspecto, no de su lenguale adultescente

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido de nuevo y como siempre. Autor de un único lector, sumo elitismo. Y cero proselitismo que contigo no hay quien pueda. Mira...

    Yo a Bukowsky me lo creo de PE a PA. Del todo. Si, el tío, dice que tiene granos en el culo es que tiene granos en el culo. Tal cual.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, Oye, pero deja de darle tanta coba al Olmos, que das un poquito de vergüenza ajena, te lo digo en buen plan, pero me recuerdas a esos amiguitos pelotas del tio guay del cole.(Y tampoco es para tanto el tío)

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Por un lado

    A mi los artículos de Mal-Herido me suelen parecer bastante buenos y el me parece un gilipollón que nunca contesta.

    Por otro, me parece muy triste, algo propio de un país plagado de desagradecidos y estirados, que ahora que el tío ha logrado ser alguien en el mundo oficial de la literatura tenga menos comentarios que nunca.

    Ambas cuestiones están conectadas entre si: el no se rebaja contestando a la plebe y los "entendidos" pretenden hacerle ver a él que no piensan rebajarse a comentar sus ocurrencias. Un puta mierda provinciana, en suma.

    Para resumir: que mientras me guste lo que escribe Malherido pienso decirlo y, en cambio, del comportamiento gilipollillis ese, del que el chaval hace gala, no pienso comentar por allí ni mú. No viene al caso. Ni tampoco él se lo merece ¡je, je, je....! .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres de una ingenuidad que te enternece.

      Cuídate

      Eliminar
  4. Gracias, Lansky... pero, vaya, no he pillado por donde va tu comentario. No creo que Olmos sea ningún Maquiavelo y no me parece bien -para mi, él en este mundo de internet representa algo ¡me ha hecho pasar ratos muy divertidos!- que ahora todos traten de ningunearlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar